Las conclusiones del informe Euroconstruct de verano, recientemente presentado por el ITeC, ofrecen una perspectiva optimista para el sector de la construcción tanto en Europa como en España, con una previsión de crecimiento del 3,6% para nuestro país.

La edificación residencial es la principal responsable de los datos positivos, compensando los efectos de la caída de la ingeniería civil, fuertemente afectada por el calendario electoral. La mejora en los flujos de nuevos proyectos y en el mercado de suelo permite albergar esperanzas de seguir creciendo en 2017 (6%) y 2018 (4,5%).

En edificación no residencial, poco a poco aparecen los primeros síntomas de avance de precios y de disminución de stock, y se espera un crecimiento del 3,8%.

Cifras que nos colocan por delante de la media europea, en la que el dato de crecimiento para este año se estima en un 2,6%.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *