Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona han anunciado sus programas de fomento de la rehabilitación energética, con unas ambiciosas dotaciones económicas en ambos casos.

Madrid destinará 16 millones de euros, siendo las grandes novedades de esta convocatoria de ayudas el que las comunidades de propietarios podrán ser beneficiarios de las mismas y el adelanto del 50% de la subvención al inicio de las obras.

En el caso de Barcelona, el plan hasta 2019 contempla ayudas por importe de 236 millones de euros. Por primera vez se incluyen actuaciones en el interior de las viviendas y la mejora del aislamiento acústico, aspectos clave en la habitabilidad y confort en los hogares.

La amplia gama de soluciones Aismar en los ámbitos del aislamiento térmico, acústico, impermeabilización y pavimentos conforman el dúo ganador junto a las ayudas públicas para la mejora del parque de viviendas en ambas ciudades. Una  gran oportunidad para la eficiencia tanto económica como medioambiental.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *